"But to see her is to love her..."  

"Saw Ye Bonie Lesley" de Robert Burns

8
días

Bonnie Alba sorprende a más de un incauto.

No dejes que el poco dominio del idioma te acobarde; para amarla hay que conocerla, y ningún tour ofrecidos por distintos mega-tour operadores en el mercado puede aproximarnos a lo que tiene para mostrar. Hay excelentes guías locales, muy organizados y profesionales, que con  placer y orgullo organizan buenos itinerarios de uno o varios días.

Es un contacto directo con gente que vive, respira y habla Escocia.

Incluso en la elección del alojamiento,  los pequeños hoteles o B&B familiares son una buena opción (mi experiencia cercana del primer tipo con un plato de haggis no hubiera sido la misma si hubiéramos parado en un hotel de cadena).

Esta es nuestra propuesta extendida del "Triángulo escocés", para pasar menos tiempo en el auto y más horas explorando:  

Dia 1 Edinburgh: Hazte el tiempo y evita el avión. Si llegas desde Londres, se gasta un poco más pero el viaje en tren vale la pena. Un trayecto de 4 horas, disfrutando los paisajes contrastantes de la campiña inglesa, los acantilados, playas y pueblos sobre el mar. Además la estación de tren Waverly está prácticamente en el centro de la ciudad. Te aconsejo un breve tour histórico para familiarizarte con las callejuelas y pasajes. No olvides aprender al menos una frase o saludo en scot gaélico: "sláinte mhath!" perfecta con una pinta de cerveza en el pub cercano, pero quizás también con una taza de té y unos ricos shortbreads... 

Dia 2 Edinburgh: Con la mañana disponible, nobleza obliga una visita al Castillo de Edinburgo. Es aconsejable sacar el Explorer Pass para ahorrar unos cuantos pounds en las visitas a los varios castillos y sitios históricos. 

Una trepada a Calton Hill nos puede dar una de las varias panorámicas alrededor de la ciudad; pero si tienes un alma deambulante y muchas ganas de caminar, te recomiendo llegar hasta  Holyrood Park.

La visita al castillo y abadía no están incluídos en el explorer pass, pero si no cuentas con unas libras extras para este gasto, un pic-nic en el parque o en algunos de los senderos que llevan al Arthur´s seat se siente tan lujoso como las habitaciones reales.

Dia 3 Edinburgh- St Andrews - Parque Nacional Cairngorns- Inverness : Salimos en dirección norte, hacia las tierras altas. La primera parada es el pueblo de St. Andrews.

Impacta el contraste de las calles y casas muy cuidadas y bonitas con la costa salvaje del Mar del Norte.

El clima aquí arriba es duro, pero la vista del horizonte infinito de este mar gris plateado no tiene precio.

Continuamos nuestro viaje bordeando el Parque Nacional Cairngorns, pasando por el pueblo de Pitlochry y alrededores, donde podremos visitar alguna de las destilerias de whisky  y el Castillo Blair. 

Pero quizás lo más interesante sea la variedad de bosques y senderos para recorrer especialmente en otoño, cuando la variedad de colores del follaje en contraste con las aguas del Loch Tummel crean un paisaje tan bello como intrigante.

Llegamos a Inverness, oficialmente la puerta de entrada a la Highlands.  

 

Dia 4 Inverness - Castillo de Cawdor y campo de batalla de Culloden: Jornada para descansar mientras visitamos a nuestro propio ritmo dos lugares tan interesantes como dispares entre si.

Cawdor Castle impacta por su excelente estado de conservación, sus interiores y sus jardines. La propiedad pertenece al Clan Campbell desde el siglo XVI. La visita es interesante, ya que pocos castillos se conservan tan bien y siguen siendo habitados.

Sin embargo, no logró impactarme tanto como Culloden.

Los campos de batalla como atractivo cultural, son difíciles de articular en el relato histórico porque no podemos "ver" de manera tangible, y por lo tanto debemos apelar a nuestra imaginación para poder comprender la magnitud de lo sucedido, sobre todo cuando nos encontramos observando un terreno desprovisto de cualquier resto arqueológico suficientemente imponente.

Pero en Culloden, el trazado del campo y la división entre el bando inglés y el bando escocés es tan simple como inteligente. Una franja de prolijo césped verde enfrentada a otra amarillenta, despareja con hierbas silvestres y restos de viejas lápidas de piedra caliza manchadas de musgo, logran un efecto tan melancólico como doloroso. El resto de la historia se las dejo a ustedes.

Dia 5 Inverness - Castillo de Eilean Donan - Isla de Skye Norte: La más grande de las Islas Hébridas interiores, es también la de más fácil acceso.

Desde Inverness se puede llegar en auto, atravesando el puente que une el pueblo de Kyle of Lochalsh con Kyleakin (isla).

En ruta, antes de llegar al Kyle of Lochalsh, el castillo de Eilean Donan bien vale la visita. A mi entender (absolutamente amateur y enteramente subjetivo) uno de los más lindos, lleno de encanto y carácter.

Una vez atravesado el puente, en Kyleakin se abre una red de ruta y caminos secundarios en buen estado que conectan entre sí la mayor parte de las villas y pueblos de Skye.

Alojarse en Portree o algún otro pueblo cerca de la ruta A87 o A855 es una buena base para explorar la isla.

Recomendado: mirador del Kilt Rock & cascada Mealt, miradores de la "Diatomite Route" 11 km siguiendo tramos de antiguas ferrovias, en un entorno de acantilados salvajes muy bellos. La ruta comienza con el espectacular  mirador Lealt y continua unos 11 km hasta Loch Cuithir.

 

Dia 6 Isla de Skye Oeste & Sur: trekking al Faro de Neist Point, Montañas Cuillin, Loch Coruisk: Saliendo desde Portree, o incluso Uig en dirección oeste llegamos al punto extremo más occidental de la isla: Neist Point y su reconocido faro.

Al faro se llega caminando, son 3km con una pendiente ascendente de 140 metros que puede llevar 1 o 2 horas. El paisaje y las vistas sobre las otras islas hébridas son imperdibles.

Continuando en dirección sud-oeste, encontramos la cadena montañosa Cuillin, con el pico más alto de la isla Sgurr Alasdair (992 metros) y el pueblo de Elgol, punto de salida de excursiones en bote para avistaje de fauna en el lago Coruisk y las pequeñas islas de la zona.

Se pueden observar (dependiendo del tipo de navegación/itinerario que se elija)  focas, delfines, ballenas (de Mayo a Octubre)y variedad de aves marinas tales como cormoranes, ostreros, águilas ratoneras y quizás para los más afortunados algunos esquivos y hermosos puffins (Marzo-Abril), con la vista panorámica de las Cuillin Hills de fondo. Luego del desembarco en las orillas del lago, contamos con tiempo libre para explorar los alrededores, visitar el Loch Coruisk Memorial Hut, una pequeña cabaña-museo y punto de referencia para los diferentes senderos disponibles por la zona.

Para los amantes del trekk con experiencia en montaña y en este tipo de climas, se puede puede comprar un boleto de ida y regresar a pie a Elgol atravesando el Camasunary. 

Para un descanso merecido, alojamiento en algun B&B en el pueblo de Camus Croise o incluso Armadale. 

Dia 7 Isla de Skye Armadale ferry - Fort William, Glencoe, Inveraray.

Dejamos con pena Skye, tomando el primer ferry en el pueblo de Armadale. Una vez desembarcados en Mallaig, continuamos viaje hacia Fort Williams.

Para los que no están con auto propio, es una oportunidad para hacer el trayecto en el tren jacobita, que conecta ambas ciudades. Un viaje entre paisajes increíbles, pasando por el famoso viaducto de Glenfinnan (¿algún fan de Harry Potter por ahí?)

A orillas del Loch Linnhe, Fort William es el punto de partida para explorar el Ben Nevis, la montaña mas alta de Gran Bretaña. Para los amantes de la naturaleza y actividades al aire libre, vale la pena quedarse una noche más para explorar los alrededores.

Continuamos hacia el sur, atravesando el hermoso valle de Glencoe, hasta llegar a Inveraray, a orillas del loch Fyne. 

Day 8 Inveraray - Luss - Edinburgh.

Además de un paisaje bonito y más bien bucólico, la region de Argyll posee la mayor cantidad de restos prehistóricos de Escocia (y quizás de Gran Bretaña). Para los que quieren una mañana tranquila, una placentera caminata los llevará al castillo de Inveraray, sus jardines y parque. Para aquellos más activos, el circuito que lleva a Dun na Cuaiche parte del sector estacionamiento del castillo.

Son aproximadamente 5 km con una pendiente de 230 metros, pero el bosque y la vista panorámica en la cima bien valen el esfuerzo.

Dejando Inveraray, nos dirigimos hacia el pueblo de Luss, pasando en ruta parte del Parque Nacional Lomond & Trossachs.

Luss es para nosotros uno de los pueblos más lindos al oeste de las Tierras Bajas escocesas; con sus calles y jardines bien cuidados, y sus casas restauradas que datan del S XVIII y XIX. Aquí solo se trata de explorar sin rumbo, disfrutando del paisaje y la tranquilidad.

El pueblo es pequeño y se puede recorrer en poco tiempo, por eso vale detenernos y

disfrutar de un pic-nic en las orillas del lago, o un buen té escocés al cubierto.

Para los caminantes infatigables, el "Heritage Trail" ofrece 2,5 km de caminata fácil, prácticamente llana, a lo largo del lago y a través del bosque circundante.

De regreso a Edimburgo, un tour de fantasmas al anochecer y una buena cena en algún pub parece un buen plan para despedir este hermoso país. 

 

PS: Para los amantes del trekk, les recomiendo visiten www.walkhighlans.co.uk y

    www.isleofskye.com/skye-guide/top-ten-skye-walks.

    La duración de las caminatas es estimada y depende más que nada del clima y el

    viento. 

 Raíz : Heather en inglés, brezo en español (calluna vulgaris)esta planta autóctona se puede encontrar en gran parte de Escocia, sobretodo en las highlands.
Planta amorosa si las hay, es versátil, de bonitas flores, aroma agradable, adaptable a todo tipo de suelo, resistente a pestes y bajas temperaturas, se desarrolla tanto en los suelos secos de los páramos como en los valles y cañadas.
 
Utilizada antiguamente como combustible, para techar, para barrer, para teñir telas, incluso como base de un tipo de cerveza, sus usos medicinales son conocidos desde tiempos antiguos en suelo escocés. Gracias a su concentración de minerales es diurética, depurativa del hígado, ayuda a aliviar síntomas de infección urinaria y a prevenir cálculos renales y arenillas.
También se utiliza para el dolor de garganta y tos, artritis y gota!
 
Debido a lo rudo del clima y la geografía de las highlands, no nos sorprende que el brezo sea una bendición de la naturaleza para los escoceses; tan es así que una de las tantas leyendas locales habla de la lucha a muerte entre el último rey picto y el vikingo invasor, quien bajo tortura le exigía la receta de la cerveza de brezo pero el valiente picto prefirió morir a revelar el secreto... 
 

Buenos Aires, ARGENTINA

© 2018  por NAWWAL

Creado con Wix.com

  • Instagram